domingo, 30 de noviembre de 2008

Reproducción de reinos monera, protista, hongos, vegetal y animal

la reproduccion se clasifica de la siguiente manera
Reino Monera
Reino Protista
Hongos ç
Reino Vegetal
Reproducción animal
Bibliografía consultada
¿QUE ES LA REPRODUCCION?


La reproducción es la capacidad de un ser vivo de originar otro u otros semejantes a sí mismo, con lo cual se perpetua la especie. En la naturaleza, existen diferentes estrategias que permiten lograr una mayor eficacia en el proceso reproductivo. Básicamente, son dos las formas de reproducción: la asexual y la sexual. La reproducción asexual se realiza mediante distintos mecanismos biológicos, pero fundamentalmente no intervienen en ella células sexuales o reproductoras, no hay dependencia del sexo del individuo y existe un solo progenitor.
La reproducción sexual tiene lugar mediante células especializadas, llamadas gametas, que poseen la mitad del número de
cromosomas de la especie. Estos se forman en los órganos reproductores, o gónadas, y son de dos tipos, femeninos y masculinos. En muchos organismos pluricelulares complejos, como las plantas y los animales, los nuevos individuos atraviesan una fase embrionaria durante su desarrollo, en la cual se produce la división del cigoto y la diferenciación celular.
Reino Monera
Los organismos que pertenecen al reino Mónera son exclusivamente procariotas. Éstos seres se caracterizan por ser unicelulares y carecer de membranas internas. Las móneras están divididos en dos
grupos: las cianobacterias o bacterias azul-verdosas y las demás bacterias. La reproducción es primariamente asexual, por fisión binaria o gemación, pero en algunos ocurren intercambios genéticos como resultado de conjugación, transformación, transducción e intercambio de plásmidos.
La fisión binaria cosiste en la duplicación del único cromosoma del material genético, el crecimiento y alargamiento de
la célula para su posterior separación y la invaginación de la membrana celular o la formación de un tabique para concluir con la separación de las células hijas. Dichas células contienen la misma información genética.
La gemación produce una versión en miniatura de la etapa adulta: una yema crece directamente sobre el cuerpo del adulto, obteniendo los nutrientes de su progenitor. Cuando a crecido lo suficiente, la yema se desprende y se hace independiente.
Los fenómenos parasexuales que pueden provocar una recombinación de
ADN mediante la transferencia de parte del material genético de una célula donante a una receptora son:
La conjugación, que es la transferencia del material genético por contacto directo entre las células.
La transducción, que la transferencia de material genético por los bacteriófagos quienes, luego de la primera infección, llevan una parte de dicho material de la bacteria infectada a otra bacteria a la cual le será inyectado.
La transformación, que es la transferencia de material genético libre sin contacto celular o intermediario viral.

Reino Protista
El reino protista comprende una enorme variedad de organismos eucarióticos, principalmente unicelulares y algunas formas multicelulares simples. Los protistas fotosintéticos se clasifican en seis grupos según su pigmentación.
Las diatomeas y algas pardo-doradas son organismos unicelulares y por lo general se reproducen asexualmente, pero en algunos casos también lo hacen por singamia (la unión de gametas en la fertilización).
Las algas verdes tienen ciclos reproductivos a menudo complejos. En especies con ciclos sexuales, las gametas de tipos de apareamientos opuestos pueden ser similares en tamaño y estructura (isogamia), diferentes en tamaño pero ambos móviles (anisogamia) o diferentes en tamaño y uno de ellos habitualmente el más grande, no móvil (oogamia).
Algunas algas verdes tienen alteración de generaciones, en el cual una fase haploide se alterna con una diploide. La primera produce gametas haploides que se fusionan para formar el cigoto. El cigoto produce esporas (una sola célula que, a diferencia de una gameta, puede producir un organismo adulto sin combinarse con otra célula) por división meiótica. En los organismos con alteración de generaciones, la espora haploide germina.
Los mohos mucilaginosos también se reproducen por la formación de esporas. Los mohos acuáticos lo hacen tanto sexual como asexualmente.
Los otros dos grupos de protistas fotosintéticos son las algas pardas y rojas, y las dinoflagellata.


Hongos
El reino de los hongos comprende las setas, los champiñones, los hongos microscópicos y los mohos.
Los hongos están compuestos típicamente por masa de filamentos llamadas hifas. El componente principal de las paredes de las hifas es el polisacárido quitina.
Reproducción de los hongos:
La gran mayoría de los hongos producen esporas como medio para asegurar la dispersión de la especie y su supervivencia en condiciones ambientales extremas. Así, la espora es la unidad reproductiva del hongo y contiene toda la información genética necesaria para el desarrollo de un nuevo individuo.
Existen dos tipos de esporas:
Las asexuales, que suelen ser resistentes a la sequedad y a la radiación, pero no al calor, por lo cual no tienen período de latencia. Pueden germinar cuando hay humedad, incluso en ausencia de nutrientes.
Las sexuales, más resistentes al calor que las asexuales, aunque no tanto como las endosporas bacterianas; suelen presentar latencia, germinando sólo cuando son activadas (por ejemplo por calor suave o alguna sustancia química).
En los hongos hay dos formas de reproducción: sexual y asexual, aunque en algunas especies coexisten ambas formas en el mismo organismo (holomorfo), denominándose estado perfecto o teleomorfo a la forma sexual y estado imperfecto o anamorfo a la asexual.De esta forma, los hongos que presentan reproducción sexual se denominan hongos perfectos y los que sólo tienen (o sólo se les conoce) reproducción asexual se denominan hongos imperfectos.

Reproducción asexual:
Los elementos de propagación asexual (esporas asexuales) pueden generarse de forma interna, redondeándose la célula del interior de la hifa y quedando rodeada por una gruesa pared para luego desprenderse (clamidiosporas) o bien formándose en el interior de una estructura denominada esporangio que al madurar se rompe liberando las esporas (esporangiosporas). También pueden generarse de forma externa, como una producción de la hifa en vez de como una transformación (conidiosporas) y suelen formarse en estructuras diferenciadas de la hifa (conidióforos). La variedad de las estructuras productoras de conidios es inmensa y se utilizan como característica fundamental en la clasificación.
Reproducción sexual:
En la formación de esporas sexuales intervienen una gran variedad de estructuras y la reproducción sexual difiere notablemente entre los diversos grupos de hongos. Así, en los Zygomycetes es por medio de unas hifas especializadas llamadas gametangios, en los Ascomycetes se producen a través de unas células con aspecto de saco denominadas saco, en los Basidiomycetes intervienen células especializadas denominadas basidios, etc.
En líneas generales dos núcleos haploides de dos células (gametos) se unen formando un huevo (cigoto) diploide que por meiosis da lugar a cuatro núcleos haploides. En este proceso suele haber recombinación genética (existe un intercambio de genes).
Si los hongos poseen en el mismo micelio núcleos complementarios capaces de conjugarse se llaman hongos homotálicos y si necesitan núcleos procedentes de micelios diferentes se llaman hongos heterotálicos.
quitridiomicetos
El talo de estos hongos es cenocítico y pueden formar esporas o esporangios de resistencia. Las paredes celulares de las hifas están principalmente formadas de quitina y celulosa. Algunos afectan la producción agrícola y son causantes de enfermedades.
Hay considerables diferencias dentro de los quitridiomicetes con respecto a su estructura y su reproducción sexual y asexual. Las formas morfológicamente más simples son aquellas endobióticas, es decir, aquellas que viven enteramente dentro de las células de su hospedador. Algunas especies son unicelulares, otros son pluricelulares.
Allomyces es un hongo acuático. Su ciclo de vida presenta una alternancia de generaciones entre gametotalos haploides y esporotalos diploides.
Los gametotalos producen gametangios femeninos y masculinos próximos entre sí. Ambos liberan gametas móviles. Los gametos masculinos nadan hacia los femeninos atraídos por una hormona. Luego, los gametos se fusionan y posteriormente ocurre la cariogamia. El cigoto formado luego germina dando lugar al esporotalo diploide.
El esporotalo forma dos tipos de esporangios: los mitosporangios producirán zoosporas diploides las cuales, una vez liberadas, darán al germinar un talo diploide. Los meiosporangios de resistencia, de color oscuro, darán origen, después de la meiosis, a la formación de zoosporas haploides, que al germinar producirán gametotalos.
Phylum zygomycota: zigomicetos
Uno de los miembros más comunes de este phylum es Rhyzopus stolonifer, el moho negro del pan. La infección comienza cuando una espora germina sobre la superficie del pan, la fruta, o alguna otra materia orgánica y forma hifas. Algunas hifas se agrupan en ramilletes superficiales llamados rizoides (porque su aspecto recuerda al de las raíces) que fijan el hongo al sustrato, secretan enzimas digestivas y absorben materiales orgánicos disueltos. Otras hifas especializadas, los esporangióforos, se elevan del sustrato y en sus extremos se forman los esporangios. A medida que los esporangios maduran, se ennegrecen dando al moho su color característico. Finalmente se abren y liberan numerosas esporas anemófilas, cada una de las cuales puede germinar y producir un nuevo micelio.
La reproducción sexual en Rhyzopus ocurre cuando las hifas especializadas -o progametangios- de dos cepas de apareamiento diferentes se encuentran y se fusionan, atraídas entre sí por hormonas que difunden en forma de gases.
Durante la mayor parte del ciclo, el organismo es haploide. El micelio de este hongo está formado por hifas ramificadas que fijan al organismo y absorben los nutrientes.
a) La reproducción asexual ocurre por la formación de esporangióforos cuyos esporangios producen esporangiosporas del mismo tipo de compatibilidad sexual que le dio origen. Cuando los esporangios maduran, sus delgadas paredes se desintegran, desprendiendo las esporas que son transportadas por el viento.
En condiciones favorables de humedad y temperatura, las esporas germinarán y darán origen a un nuevo grupo de hifas. b) La reproducción sexual ocurre cuando las hifas especializadas (progametangios) de dos cepas compatibles (designadas como + y -) se encuentran y se fusionan. Se forman entonces dos células apicales -los gametangios-. Una de las células contiene numerosos núcleos + y la otra, numerosos núcleos -. Los dos gametangios se fusionan y luego se fusionan muchos pares de núcleos + y núcleos -, produciendo núcleos diploides. La célula multinucleada resultante forma una pared dura, pigmentada y verrugosa, y se transforma en un zigosporangio latente que contiene una única zigospora. Cuando las condiciones ambientales son favorables, justo antes de la germinación, los núcleos diploides sufren meiosis. Luego ocurre la germinación, se rompe la pared del zigosporangio y emerge el esporangióforo a partir de la zigospora. En su extremo, el esporangióforo porta un esporangio que dará origen a esporas (esporangiosporas) las que, al germinar, producirán micelio + o -.
Phylum ascomycota: ascomicetos
Los ascomicetes son el grupo de mayor número de especies del reino de los hongos. Entre los ascomicetes están las levaduras y los mildiús pulverulentos, muchos de los mohos negros y verde-azulados comunes, las colmenillas y las trufas.
Algunos miembros de este grupo de hongos causan muchas enfermedades a las plantas; otros son productores de micotoxinas, pero también se encuentran algunos que son fuente de muchos antibióticos. En los ascomicetes las hifas están divididas por paredes transversales o tabiques. Cada compartimiento generalmente contiene un núcleo separado, pero los tabiques tienen poros a través de los cuales pueden moverse el citoplasma y los núcleos. El ciclo de vida de un ascomicete incluye típicamente tanto la reproducción asexual como la sexual.
Las esporas asexuales se forman comúnmente aisladas, o en cadenas, en el ápice de una hifa especializada. Se caracterizan por ser muy pequeñas y numerosas, y se las denomina conidios, (del griego konis: "polvo").
La reproducción sexual en los ascomicetes implica siempre la formación de un asco ("pequeño saco"), estructura que caracteriza a este phylum.
En la mayoría de los ascomicetes, los ascos se forman en estructuras complejas llamadas ascocarpos. A la madurez, los ascos se vuelven turgentes y finalmente estallan, liberando a sus ascósporas explosivamente al aire.
a) La colmenilla común Morchella esculenta. Estos ascomicetes, junto con las trufas, se encuentran entre los hongos comestibles más apreciados. La estructura reconocida como colmenilla es el ascocarpo o fructificación, que es la parte visible en donde se producen los ascos y las ascósporas. b) La peziza escarlata, Sarcocypha coccinea, es un habitante frecuente de los bosques de maderas duras de EEUU. Habitualmente se la encuentra en la primavera sobre las ramas caídas.
Una ascóspora (figura superior izquierda) germina y produce un micelio monocariótico (que contiene un sólo tipo de núcleo) haploide, que se produce mediante la formación de esporas asexuales (conidios). Cuando los micelios monocarióticos de diferentes cepas de apareamiento forman gametangios, el escenario está listo para la reproducción sexual. Se forma un puente entre los gametangios femenino y masculino que permite que los núcleos masculinos haploides penetren en el gametangio femenino. Las hifas que proliferan a partir de este gametangio son dicarióticas, es decir, cada célula contiene un par de núcleos haploides, uno de cada tipo progenitor (indicados en diferente color). Estas hifas dicarióticas conjuntamente con hifas monocarióticas entremezcladas, originan el ascocarpo o cuerpo fructífero. En el ascocarpo, las hifas dicarióticas crecen y se diferencian y forman los ascos, dentro de los cuales se fusionan los núcleos haploides. El núcleo diploide resultante sufre meiosis, produciéndose cuatro nuevos núcleos haploides. Estos núcleos se dividen luego mitóticamente, y el asco maduro contiene así ocho ascósporas maduras. Con la liberación y germinación de las ascósporas, el ciclo comienza nuevamente.
Los ascomicetes unicelulares se conocen como levaduras. Las levaduras son característicamente células ovales y pequeñas que se reproducen asexualmente por gemación. La reproducción sexual en las levaduras ocurre cuando dos células (o dos ascósporas) se unen y forman un cigoto. El cigoto puede producir yemas diploides o cuatro núcleos haploides por meiosis. También puede haber una división subsiguiente por mitosis. Dentro del cigoto, que ahora es un asco, se constituyen paredes alrededor de los núcleos haploides, formando ascósporas, las que quedan libres cuando la pared del asco se desintegra.
Phylum basidiomycota: basiodiomicetos
Los basidiomicetes constituyen el grupo de hongos más familiar, ya que incluyen a los hongos de sombrero o setas. La seta -fructificación o basidiocarpo- es el cuerpo fructífero en donde se producen las esporas. Está compuesto por masas de hifas fuertemente compactas.
El micelio, a partir del cual se producen los basidiocarpos, forma una trama difusa que puede crecer radialmente varios metros. Las fructificaciones habitualmente se forman en los bordes externos del círculo, donde el micelio crece más activamente debido a que ésta es el área en la cual hay más nutrientes. En consecuencia, las fructificaciones aparecen en círculos y, a medida que el micelio crece, el diámetro de los círculos va haciéndose cada vez mayor.
Muchas veces, cuando dentro de un círculo crecen hierbas, éstas tienen un color distinto y un desarrollo menor como consecuencia de la actividad del micelio. Estos círculos de basidiocarpos, que pueden aparecer en un prado de la noche a la mañana, se conocen como "corros o anillos de brujas". Este rápido desarrollo de los basidiocarpos se debe a que la mayoría del protoplasma nuevo se produce en forma subterránea, en el micelio.
Luego, el protoplasma penetra en las nuevas hifas del cuerpo fructífero a medida que éste se forma por encima del suelo. En este proceso, el micelio requiere una gran cantidad de agua, por lo que es común que los basidiocarpos "aparezcan" después de abundantes lluvias.
Los basidiomicetes, al igual que los ascomicetes, tienen hifas subdivididas por tabiques perforados. La reproducción sexual se inicia por la fusión de hifas haploides que forman un micelio dicariótico.
Las basidiósporas (superior izquierda) germinan y producen micelios monocarióticos primarios (n). Los micelios dicarióticos secundarios (n + n) se forman por la fusión de las hifas monocarióticas compatibles. Los micelios secundarios crecen, se diferencian y forman las estructuras reproductivas (basidios). En un agarico, los basidios se forman en el himenio en una estructura laminar denominada laminilla. Después que el basidio aumenta de tamaño, los dos núcleos, uno de cada cepa de apareamiento, se fusionan. El estadio 2n es muy breve; casi inmediatamente ocurre la meiosis, que da como resultado la formación de cuatro núcleos; de cada uno de ellos se desarrolla una basidióspora (n). Después que las basidiósporas se liberan, el basidiocarpo se desintegra.
Los basidiomicetes más populares pertenecen al grupo de los "hongos de sombrero" o Agaricales, que se caracterizan por tener forma de sombrilla con un pie generalmente central. Las esporas de estos hongos se encuentran en los surcos o laminillas situadas debajo del sombrero o píleo. Si se separa el pie del sombrero de uno de estos hongos maduros y se lo coloca sobre un trozo de papel blanco con las laminillas hacia abajo, liberará masivamente sus esporas que forman una copia en negativo de la estructura del conjunto de laminillas llamada impronta.
La parte fértil de un basidiocarpo, donde se hallan los basidios, se denomina himenio. Las esporas de los distintos grupos presentan una amplia gama de colores, formas, ornamentaciones y tamaños; estos caracteres son utilizados para la identificación de las especies. Muchos agaricos silvestres son apreciados por su sabor y son recolectados para ser vendidos al público en los mercados. La mayoría de las setas venenosas conocidas son también hongos de sombrero. Tal vez la más peligrosa de ellas sea la mortal Amanita phalloides. Esta especie generalmente crece debajo de robles o árboles del género Quercus ya que forma micorrizas -asociaciones simbióticas con las raíces de estos árboles-. Algunas especies tóxicas, como el Psilocybe cubensis (la fuente de la psilocibina) se ingieren por sus efectos alucinógenos.



Reino Vegetal
Durante semanas, meses o incluso años, la semilla puede permanecer inactiva; pero cuando las condiciones son favorables, empieza a desarrollarse.
La semilla guarda dentro de ella un embrión (la parte de la cual se desarrollará el brote) que es una reserva de alimentos. Durante la germinación, la semilla dará lugar al nacimiento de una nueva planta.
Toda planta requiere elementos básicos para su desarrollo. Estos elementos son la luz, el agua, el aire y las sales minerales, que el vegetal encuentra en su entorno. Teniendo las condiciones mínimas la planta formará semillas o esporas. El viento o los animales se encargarán de llevarlos a tierras fértiles, reiniciando el ciclo de la vida, con la formación de un nuevo individuo.
Cada año este ciclo de reproducción se repite de manera inalterable. Solo se alterará si cambian las condiciones del entorno.
Los vegetales se reproducen de diferentes formas. La forma más común de es la de tipo sexual, que se produce en las flores de las plantas, ya que ellas contienen los órganos sexuales.
Las plantas sin flores se reproducen en forma asexual, por ejemplo a partir de gajos, bulbos y tubérculos.
Mecanismos asexuales:
· Gemación o Brotación
Se realiza cuando en la célula madre brota una protuberancia o yema y de esta se origina el nuevo individuo. En este tipo de reproducción el núcleo se divide a la mitad, pero no el Citoplasma, ya que el nuevo individuo es más pequeño y solo le toca una porción. Después la protuberancia se separa y crece independientemente. Por ejemplo, es el caso de la hidra de agua dulce.
· Por Gajos
Una planta puede reproducirse cuando se coloca un gajo o una rama joven de la planta en agua. Luego de unos días echará raíces y brotarán nuevas hojas formándose así una planta completa.
· Estolón o reproducción vegetativa
La nueva planta se desarrolla a partir de un trozo de la planta madre, siendo ésta genéticamente idéntica. Esta reproducción se produce por medio de estolones, que son tallos rastreros que avanzan hasta alcanzar cierta longitud, tratando de lograr que la nueva planta (que se desarrolló a partir de una yema en el nudo de la hoja) encuentre un lugar apropiado par asentarse. En este caso el estolón se seca y a la nueva planta le crecen raíces por lo cual es totalmente independiente de la planta madre. Y, en otros casos, como el caso de no encontrar el lugar apropiado, queda como una hoja y pierde la función de reproducción.
Reproducción sexual (plantas con flores)
Las flores tienen cuatro órganos principales. Sépalos, pétalos, estambres y carpelos, dispuestos en verticilos. Una flor con estas cuatro partes se denomina completa, mientras que es incompleta aquella que carece de una o más de esas partes. Aunque todas estas partes son importantes en la reproducción, sólo los estambres y carpelos participan directamente en la reproducción. La flor que posee tanto estambres como carpelos es denominada perfecta, y la que tiene estambres o carpelos, imperfecta.
Los sépalos, que constituyen el verticilo inferior y exterior, tienen aspecto de hijas y a menudo son verdes. Cubren y protegen a la flor cuando es un botón. A medida que este se abre, los sépalos se repliegan y dejan ver los pétalos, quienes tienen una función importante en la atracción de animales polinizadores. Dentro de los pétalos se encuentran los estambres, las partes reproductivas masculinas, que se denominan en su conjunto androceo. Cada estambre está formado por un filamento (un fino pedicelo) y una antena sacular, donde ocurre la meiosis y la producción del polen. En el centro de la mayor parte de las flores se encuentran uno o más carpelos, las partes reproductivas femeninas. Cada uno costa de tres secciones: un estigma, donde se deposita el polen, un estilo o cuello, a través del cual debe formarse el tubo polínico; y un ovario, que contiene uno o más óvulos. Los carpelos de una flor pueden estar separados o fusionados en una estructura llamada pistilo. El término colectivo para todos los carpelos de una flor es el de gineceo.
Polinización:
Es el proceso por el cual el polen viaja desde las antenas hacia el estigma, quien lo recibe.
Después que la flor ha sufrido este proceso tiene que ser fertilizada para que pueda producir semillas. Cuando el grano de polen ha caído sobre el estigma de una flor de su misma especie, proyecta un fino tubo que ingresa en el estigma, desciende por el estilo y llega hasta el óvulo para fertilizarlo. Una de las dos células macho del polen se une con una célula hembra del óvulo. El resultado de esta unión es una célula que se divide para formar el embrión de la planta. El embrión comienza a ser rodeado por una reserva de alimento, el endospermo, formado por la segunda célula masculina unida a las dos restantes células femeninas del óvulo. El embrión de la planta, junto con su reserva de alimento y su envoltura protectora, o testa, se denomina semilla.
Las distintas formas de llevar a cabo la polinización son :
· Autopolinización
Algunas plantas son capaces de polinizarse a si mismas.
· Polinización cruzada
La mayoría de las plantas confían en que el polen les llegará de otras plantas de la misma especie. El polen puede ser transportado por el aire o por el agua, pero la mayor parte de la polinización la realizan los insectos, llevando pegado a su cuerpo el polen de las anteras
· Polinizadores especiales
Muchas flores son polinizadas por abejas y mariposas, pero algunas plantas dependen de otros animales muy diversos. Algunas reciben el polen de ciertas moscas. Otras dependen de pájaros a los que atrae el vivo color de las flores y el aroma del dulce néctar. Pero entre los polinizadotes no solo hay insectos y pájaros, sino también murciélagos, ratones, marsupiales y hasta babosas.
Diseminación de semillas
Las plantas han desarrollado diversos mecanismos eficaces para diseminar sus semillas:
· Vainas que explotan y esparcen las semillas.
· Una cierta tensión se va acumulando a medida que crece la cápsula que envuelve las semillas; de repente se raja violentamente y hace saltar las semillas en todas direcciones. Ejemplos arvejas y bálsamo Himalaya.
· Cadillos.
Son frutos que tienen pequeños ganchos que se enredan en la piel o la lana de los animales que pasan junto a ellos. Cuando el animal pasa junto a algún elemento, los frutos caen al suelo y la semilla germina.
· A través del viento.
Las semillas dependen del aire para realizar su posterior germinación. Tal es el caso de la flor del diente de león y el del girasol. Cada una de estas produce un único fruto. Las características de estas semillas es su peso ligero para ser transportadas por el viento.


  • Reproducción animal
    Los animales se reproducen tanto sexual como asexualmente. En la reproducción sexual un animal produce gametas haploides por meiosis, que en general provienen de dos progenitores y se fusionan para formar una descendencia diploide. En la reproducción asexual, un solo animal produce descendencia por mitosis repetidas de células que se llevan a cabo en alguna parte de su cuerpo. Por eso, la descendencia es genéticamente idéntica al progenitor.
    Entre las formas de reproducción asexual se encuentran las siguientes:
    · Fisión binaria: consiste en la división longitudinal de un individuo, para producir dos nuevos individuos. Es el caso de los corales, algunos gusanos planos y anélidos.
    · Gemación o brotación: consiste en la formación de una yema o brote con
    tejidos, como consecuencia de la evaginación de la pared corporal, e incluye un sector de la cavidad del cuerpo. La versión en miniatura del animal crece sobre el cuerpo del adulto, obteniendo los nutrientes de su progenitor. Cuando creció lo suficiente, se desprende y se hace independiente. Es el caso de muchas esponjas y cnidarios, como la hidra y algunas anémonas.
    · Estrobilación. Es una variante de la gemación que tiene lugar en las medusas. En el ciclo vital de estos organismos se alcanza la fase de pólipo, que se divide por varios surcos transversales, y cada uno de ellos representa una nueva fase larvaria de la medusa.
    · Escisión o fragmentación transversal: el cuerpo del animal se divide transversalmente en dos o más segmentos equitativos y da lugar a nuevos individuos. Es el caso de muchos platelmintos, como la planaria.
    · Regeneración: restitución más o menos completa de un órgano perdido accidentalmente. En el caso de las estrellas de mar o de los gusanos cilíndricos es utilizado como mecanismo de defensa ante los depredadores. También se da en los anélidos y en algunos vertebrados como la salamandra y los lagartos.
    En los animales, la reproducción sexual se presenta cuando un espermatozoide haploide fecunda a un óvulo haploide y generan una descendencia diploide. En las especies dioicas, los sexos son definidos por el tipo de gameta que cada uno produce (las hembras producen óvulos y los machos, espermatozoides). Sin embargo también existen especies monoicas, es decir, que un solo individuo produce tanto espermatozoides como óvulos.
    Estas especies son llamadas hermafroditas, y es el caso de las lombrices de
    tierra y los caracoles. Aunque la mayor parte de los hermafroditas intercambian espermatozoides con otros individuos similares a ellos si tienen la oportunidad, si es necesario algunos pueden fecundar sus óvulos con sus propios espermatozoides. Para las especies dioicas y las hermafroditas que no pueden autofecundarse, la reproducción satisfactoria requiere que los óvulos y espermatozoides que provengan de organismos diferentes se unan para la fecundación.
    En la fecundación externa, la unión del óvulo y del espermatozoide se lleva a cabo afuera de los cuerpos de ambos progenitores, quienes liberan las gametas en el agua (este medio le permite al espermatozoide nadar para alcanzar al óvulo, es decir, permite que ocurra la desovación).Debido a que las células sexuales tienen una vida corta, los animales que desovan deben sincronizar sus comportamientos reproductivos tanto temporalmente como espacialmente.
    La mayor parte de los animales que tienen este tipo de reproducción se basan en claves ambientales. Por ejemplo, la reproducción suele suceder sólo durante ciertas estaciones del año. Algunos animales se comunican de su disponibilidad sexual mediante la liberación en el agua de feromonas, una sustancia
    química liberada del cuerpo de un animal que afecta el comportamiento de un segundo animal.
    Las feromonas sincronizan la desovación de muchos invertebrados inmóviles o perezosos, como mejillones y estrellas de mar. Cuando una hembra está lista para desovar libera óvulos y una feromona en el agua. Los machos cercanos detectan la feromona de apareamiento y liberan espermatozoides.
    En la fecundación interna, los espermatozoides son introducidos en el cuerpo de la hembra, en el que sucede la fecundación. Las dos ventajas que este
    método tiene sobre la fecundación externa son las siguientes. Los espermatozoides requieren de una vía líquida directa para llegar a los óvulos, la cual sobre la tierra sólo puede garantizarse si se encuentra en el interior del cuerpo de la especie femenina.
    En segundo lugar, aun en
    medios acuáticos, la fertilización interna aumenta la probabilidad de que la mayor parte de los óvulos sea fecundada, debido a que los espermatozoides son confinados a un espacio pequeño junto a los óvulos, en lugar de ser depositados en un gran volumen de agua. La fecundación interna suele darse mediante la copulación, en la cual el pene del macho es insertado dentro del cuerpo de la hembra, donde libera espermatozoides. En una variante de la fecundación interna, los machos de algunas especies depositan sus espermatozoides en un rectángulo llamado espermatóforo. Si una hembra encuentra el espermatóforo, se fecunda a sí misma insertándolo en su cavidad reproductoras ( es el caso de escorpiones y ácaros). La fecundación sólo puede ocurrir si los óvulos se maduran y liberan en el tracto reproductor femenino durante el tiempo limitado en que los espermatozoides están presentes.
    Invertebrados
    Los invertebrados son aquellos animales que no poseen columna vertebral. Entre ellos se encuentran:
    1. Metazoos
    Este suborden incluye a todos los animales pluricelulares. El conjunto de células puede organizarse en tejidos más o menos complejos. La vida de todos los individuos se origina de una única célula, que por sucesivas divisiones va dando lugar a las restantes que formaran el organismo, diferenciándose entonces en los diversos tejidos y formando los órganos correspondientes.
    2. Protozoos
    Los
    protozoos pueden reproducirse por bipartición (división en dos), por gemación (crecimiento de una yema o célula hija) y por esporulación (fragmentación de la célula madre en esporas). Cuando sucede este último caso, pueden permanecer mucho tiempo enquistados en una cápsula.
    3. Artrópodos
    Forman el mayor
    grupo de invertebrados. Tienen el cuerpo segmentado y un esqueleto exógeno. Se dividen en diferentes grupos, de los cuales los más importantes son:
    a)Arácnidos
    Los arácnidos son siempre unisexuados o dioicos, con desarrollo generalmente directo. Las gónadas están ubicadas en el abdomen y pueden ser únicas o pares. Existe transmisión indirecta de espermatozoides en casi todos los arácnidos. Hay producción de paquetes de espermatozoides que luego son introducidos en el cuerpo de la hembra por el pedipalpo del macho. La hembra reacciona frente a estímulos químicos, táctiles o visuales.
    b) Insectos
    Los insectos se diferencian en macho y hembra, se reproducen pro apareamiento y son ovíparos. Los más avanzados tienen un ciclo vital completo, en el que se incluye una metamorfosis completa (metamorfosis significa
    cambio de forma y apariencia en el cuerpo). Tras la incubación, de los huevos salen las larvas, que son muy diferentes de los insectos adultos, tanto en su forma como en su apariencia. Las larvas crecen y mudan varias veces, produciendo finalmente una crisálida (ninfa o capullo). Dentro de la crisálida, todo el cuerpo se reorganiza y se forma un nuevo adulto.
    Este tipo de ciclo vital le permite a las larvas especializarse en su
    alimentación y a los adultos en la procreación y búsqueda de nuevos asentamientos; y es el caso de las avispas, abejas, hormigas, moscas, escarabajos, mariposas y polillas, tábanos y mosquitos, entre otros. Sin embargo, no todos los insectos obedecen a esas reglas. El ciclo vital de los primitivos insectos originales parece haber sido una transformación gradual a través de una serie de estadios, en los cuales las ninfas van pareciendo progresivamente más adultas. Esta metamorfosis llamada incompleta se da en saltamontes, cucarachas, libélulas, caballitos del diablo, etc.
    c) Crustáceos.
    Tienen reproducción sexual con sexos separados.
    Anélidos.
    Tienen reproducción sexual.
    4. Moluscos.
    Se reproducen de diferentes formas según la
    clase a la que pertenezcan. Algunos son hermafroditas, otros tienen diferenciación de sexos. La fecundación puede ser tanto interna como externa dependiendo del tipo de molusco que se trate.
    5. Asquelmintos.
    Se reproducen sexualmente debido a que presentan sexos diferenciados, con características diferentes según al grupo que pertenezcan.
    6. Platelmintos
    Son hermafroditas, no se produce una autofecundación, sino que se realiza una fecundación cruzada por la cual un individuo se comporta como macho y otro como hembra. También se reproducen asexualmente mediante fragmentación.
    7. Celentéreos
    Se reproducen tanto sexual como asexualmente.
    8. Poríferos (esponjas)
    Las esponjas pueden producir óvulos y espermatozoides a la vez y fecundarse a sí mismas. Una vez realizada la fecundación, el huevo comienza su desarrollo en el interior o mesénquima. Luego, la larva se desprende y forma una nueva esponja. También pueden reproducirse asexualmente por gemación o crecimiento de yemas.


    Vertebrados

    Los animales vertebrados son:
    1. Peces
    Por lo general son ovíparos (ponen una gran cantidad de huevos que fecundan en forma externa). Muchas especies de
    peces construyen nidos para proteger los huevos. En cambio, algunas especies de tiburones son ovovivíparas, lo cual significa que incuban los huevos en el interior. Algunas pocas especies de tiburones son vivíparas, los embriones no sólo se desarrollan dentro del útero sino que reciben gran parte de su alimentación de la sangre materna.
    2. Anfibios
    Los anfibios habitan tanto en el agua como en la tierra. Cuando llegan al
    estado adulto se desenvuelven en el ambiente terrestre, pero la mayor parte regresa al agua para reproducirse. Óvulos y espermatozoides por lo regular son liberados, por lo tanto se produce una fecundación externa y son ovíparos.
    3. Aves
    Son ovíparos. Aunque la mayor parte de las
    aves machos carecen de un órgano copulador, la fecundación es interna. Para ésta se ponen en contacto las cloacas masculina y femenina.
    4. Reptiles
    Son ovíparos. Una cubierta protectora coriácea rodea a los huevos e impide que el embrión en desarrollo se deseque. Dado que los espermatozoides no pueden penetrar ese cascarón, la fecundación debe ocurrir dentro del cuerpo de la hembra antes de que se agregue dicha cubierta. Esta fecundación interna hace necesarias otras adaptaciones, como órganos copulatorios para transferir los espermatozoides del cuerpo del macho al conducto reproductivo femenino.
    5. Mamíferos
    Los sexos masculino y femenino de los
    mamíferos se encuentran separados. Los mamíferos se reproducen sexualmente, uniendo los espermatozoides y óvulos por fecundación interna. Muchos mamíferos se reproducen durante ciertas estaciones del año y sólo producen gametas durante ese tiempo. Son vivíparos ya que los embriones no sólo se desarrollan dentro del útero materno sino que también reciben gran parte de la alimentación de la sangre de la madre.
    Reproducción humana

    La reproducción humana es parecida a la de otros mamíferos, pero no está restringida por la estación. Los hombres producen espermatozoides continuamente y las mujeres ovulan alrededor de una vez por mes.
    El
    aparato reproductor masculino comprende los testículos y estructuras accesorias.
    Tabla 1: "Estructuras y
    funciones del aparato reproductor masculino humano"
    Estructura
    Tipo de órgano
    Función
    Testículo
    Gónada
    Produce espermatozoides y testosterona
    Epidídimo y conducto deferente
    Conductos
    Almacenan espermatozoides; conducen los espermatozoides del testículo al pene
    Uretra
    Conducto
    Conduce el semen (líquido que consta de espermatozoides mezclados con secreciones que provienen de las vesículas seminales, la próstata y las glándulas bulboretrales) desde el conducto deferente y la orina que proviene de la vejiga a la punta del pene.
    Pene
    Apéndice externo
    Deposita los espermatozoides en el
    aparato reproductor femenino.
    Vesículas seminales
    Glándulas
    Secretan líquidos que contienen fructosa y prostaglandinas; los líquidos pueden llevar a los espermatozoides de los conductos del aparato reproductor masculino a la vagina.
    Próstata
    Glándula
    Secreta líquidos que son básicos (neutralizan la acidez de la vagina) y contienen factores que aumentan la motilidad de los espermatozoides.
    Glándulas bulboretrales
    Glándulas
    Secretan moco que lubrica al pene en la vagina.
    El aparato reproductor femenino comprende los ovarios y estructuras accesorias.
    Tabla 2: "Estructuras y funciones del aparato reproductor femenino humano"
    Estructura
    Tipo de órgano
    Función
    Ovario
    Gónada
    Produce óvulos, estrógenos y progesterona
    Fimbria
    Boca del conducto
    Sus cilios conducen al óvulo hacia el interior del oviducto
    Oviducto
    Conducto
    Conducen los óvulos hacia el útero; sitio de la fertilización
    Útero
    Cámara muscular
    Sitio de desarrollo del feto
    Cérvix
    Anillo del tejido conectivo
    Cierra el extremo inferior del útero, sostiene al
    feto e impide que entre al útero material extraño
    Vagina
    Conducto largo
    Receptáculo del semen; canal de parto
    Como en el caso del resto de los mamíferos terrestres, lo seres humanos utilizan la fecundación interna para depositar el espermatozoide en el ambiente húmedo del aparato reproductor femenino. Para hacerlo, el pene se inserta dentro de la vagina, donde los espermatozoides son liberados durante la eyaculación.
    El espermatozoide se adentra hacia arriba por el aparato reproductor femenino, desde la vagina y por la apertura del cérvix hacia el interior del útero y los oviductos en los que, si
    la mujer ha ovulado en los días previos, el espermatozoide puede tener éxito en la fertilización del óvulo e iniciar el desarrollo de un nuevo ser humano.
    Cuando uno de los espermatozoides (de los 300 a 400 que penetran a través de la vagina durante el acto sexual) entra en contacto con el óvulo, libera desde el acrosoma,
    enzimas que deshacen la capa protectora que rodea al óvulo. La cola del espermatozoide queda afuera del óvulo y solo penetra el núcleo que contiene el material genético proveniente del padre. El núcleo del espermatozoide se fusiona con el del óvulo y queda conformada la cigota que contiene el número completo de cromosomas que darán las características al nuevo individuo. Una vez fecundado el óvulo, se producen cambios en su superficie que impiden la entrada de otros espermatozoides (de esta forma, se logra que un solo espermatozoide pueda fecundar el óvulo). El cigoto comienza a dividirse mientras es conducido por el movimiento que producen los cilios, del oviducto al útero, proceso que tarda unos cuatro días.
    Una semana después de la fecundación, el cigoto se ha convertido en un blastocisto, un conjunto de varias células. Una región engrosada del blastocisto denominada masa de células internas se convertirá en el embrión, mientras que la parte más externa se adherirá al útero y penetrará en el endometrio, proceso llamado implantación. La sangre proveniente de los vasos uterinos rotos más el glucógeno secretado por las glándulas del endometrio nutren al embrión en crecimiento.
    Esta forma de obtención de nutrimentos es suficiente sólo durante la primera y segunda semana del crecimiento embrionario. Durante ese tiempo, la placenta, compuesta de tejidos que provienen tanto del embrión como del endometrio, se empieza a formar. Por medio de la placenta, el embrión recibirá nutrimentos y
    oxígeno y se deshará de los desechos, los cuales pasarán a la circulación materna.

  • ejercicio didactico prara saber lo que aprendiste:

    REALIZA UN CUESTIONARIO Y SE TE VA A EVALUAR AL FINAL DEL MISMO.




    Bibliografía consultada
    · Ville, "
    Biología", ed McGrawHill, México, 1987
    · Curtis, "Biología", ed Panamericana,
    España, 1989
    · Mérega, "Biología", ed Santillana, Bs As, 1988
    · Bompara, "Biología", ed Puerto de Palos,
    Madrid, 2001
    · Bocalandro y otros, "Biología I. Biología humana y
    salud", ed Estrada, Bs As, 2001
    · Burnie, "Biblioteca Visual Clarín, Tomo II", ed Altea
    · Burnie, "Biblioteca Visual Clarín, Tomo III", ed Altea
    ·
    http://www.monografias.com/trabajos11/clasearac/clasearac.shtml#REPROD
    ·
    http://www.iespana.es/natureduca/zoo_inverteb_moluscos2.htm
    ·
    http://www.iespana.es/natureduca/zoo_inverteb_platelmintos.htm
    ·
    http://aragoneria.com/natural/fauna/
    ·
    http://danival.org/fungi/fungi_reprod.html
    ·
    http://es.encarta.msn.com

1 comentario:

jorge antonio behaine gomez dijo...

Excelente publicación que brinda una completa información sobre la reproducción en estos niveles de organización biológica.